Bolígrafos personalizados, los reyes del merchandising